//
you're reading...
15M, derecha politica

La derecha española al desnudo

La derecha española al desnudo

Spain is different dice un antiguo titulillo publicitario español, y sin entrar demasiado en títulos, vamos al fin y al cabo, tener que darle la razón.
Hasta no hace mucho, menos de un año, había gente desde fuera de nuestro país, que se sorprendía de la inmovilidad de los españoles ante lo que estaba y está cayendo.
Pareciese que el pueblo estuviese drogado o viviendo una realidad paralela muy distinta a la actual. Nadie creía, ni fuera ni adentro que la situación fuese a cambiar, y vaya que lo hizo. Me refiero a las protestas.
Gran parte del pueblo que se queja está harto de partidos políticos y no se fía de ninguno del panorama. Y en verdad sobradas razones tienen para creerlo porque prácticamente todos están o han estado salpicados en mayor o menor medida, de corrupciones y corruptelas.
Esta entradilla, que aparentemente nada tiene que ver con el título de este artículo, está bastante relacionado en realidad.
Una parte de la sociedad española está identificando a los que protestan contra la crisis y el estado generalizado de recortes, corrupciones e incompetencia como perroflautas, una suerte de hippie que ha tenido el mal de caer en labios de la derecha.
Si no hubiese sido perroflauta quizás les hubiesen llamado rojos de mierda o vaya usted a saber que otro insulto hubieran sacado.
Pero de todo esto quedaros con una cosa: critican a los que se mueven porque no quieren que se mueva nada.
Dicho de otra forma, están gustosos con el actual sistema y a quien no les vaya bien, que se vayan al carajo.
Este ejemplo es la punta de un iceberg que muchos no quisieran que aflorara a la superficie porque les dejarían en una situación moral nunca mejor dicho, crítica.
Y digo moral porque sospecho que la moralidad no está presente en esa tendencia política.
Si nos fuéramos a la primera mitad del siglo XX, recordaríamos a una derecha que se levantó contra la República porque según ellos, se atacaba a la religión católica y habían asesinado a algún que otro cabecilla.
La realidad, triste martillo golpeante, es que se empezaba una reforma agraria y un nuevo Estado laico, una sociedad no machista y muy reivindicativa en los derechos de los más débiles. En pocas palabras he resumido las verdaderas razones del golpe de 1936.
Los 40 años de asesinatos y las zanjas (aún muchas sin abrir) de miles de españoles pueden parecer diluirse en la historia, pero de hecho es una herida abierta que unos no quieren que se indague en ella y otros quieren indagar hasta el final.
Lógicamente, es fácil adivinar quienes se oponen a descubrir a los asesinos de la dictadura: derechas le llaman. Y ojo, porque el bando republicano también asesinó, pero como unpeccātum menor puesto que con sus vidas, supongamos, pagaron sus abusos aún no siendo ésto cierto.
Pero oigan ¿pagaron los abusos los del bando franquista? NO. Ellos enterraron, pero enterraron vidas humanas y sus pecados
Después de la muerte del dictador y homicida Francisco Franco, uno de sus ministros, Manuel Fraga Iribarne fundó el partido Alianza Popular, como heredero, al margen de Juan Carlos I de Borbón, de esa dictadura.
Es trágico, pero lo más dramático es que ya no estamos en los años 70 sino en pleno siglo XXI y Alianza Popular sigue ahí con otras siglas.
Y no han cambiado un ápice sus bases xenófobas, homófobas y manera de actuar de la extrema derecha que en realidad son. Sus afines se han extendido desde gobiernos hasta la judicatura para perpetuarse.
Por ello no es extraño que la antigua Alianza Popular, hoy Partido Popular, rechace que se investigue a los desaparecidos del franquismo, sus crímenes y ni que se remuevan tumbas.
Ciertamente nada tiene de raro, puesto que es la ideología que los asesinó y no desean que les descubran. “pasemos página y olvidemos el pasado por la reconciliación entre españoles” -dicen- que es como decirle al cerdo antes de la matanza que haya paz, que servirá de comida en la mesa.
No voy a entrar a valorar la posición de partidos como el PCE o el PSOE de reconciliación a cambio de legalización, a todas vistas una traición a las familias de los desaparecidos, sino como de pasada o pequeño apunte de cómo el interés político prima al interés popular.
Pero todo vino a ser como “yo te doy la mano y te dejo entrar si no me preguntas que hicimos con tus padres o hermanos”.
De cualquier manera estoy incidiendo mucho en un pasado algo remoto y que no ha conocido por suerte alguna generación más joven. Pero no lo hago porque hoy en día no ocurra nada con esa derecha criminal, porque por desgracia, no cambiará.
Miren ustedes, la derecha es una ideología la mar de curiosa; lo mismo critica a las abortistas como se alegra de la muerte de un inmigrante o de un político de tendencia contraria. O bien hablan del derecho a la vida pero ya quisieran la exclusividad de poder quitarla.
También se llevan las manos al cielo porque se subvencione a un sindicato y callan como putas cuando ese mismo gobierno invita a Ratzinger, robando millones de euros de unas paupérrimas arcas a los españoles.
Me da risa, aunque el tema es muy serio.
Y lo mismo condenan a ETA por terrorismo que no condenan 40 años de terror, y no sólo eso, sino que los miran con simpatía. De igual manera sus líderes sospechan que un partido abertzale son terroristas que en otro momento llaman al franquismo “placidez”.
Y es que la derecha española es así. A misa va rogando y a la vez palos va dando.Podemos hacer un breve recuerdo de quienes apoyaron a la derecha antes y durante su dictadura: gentes incultas y analfabetas.
Un pueblo (mal) educado en servir, obedecer y sobre todo en rezar, porque cuanto más imbécil fuese más les servían.
Pero ojo, la derecha dominadora puede parecerlo pero no es tonta, todo lo contrario, es muy inteligente y tiene sus tácticas.
Son capaces de adentrarse, como Caballo de Troya, en partidos tradicionalmente de izquierdas y obreros para adueñarse de ellos y convertirlos en partidos de derechas y anti-obreros.
Así, limpio el camino de enemigos, planifican sus políticas y se aseguran no tener nada que temer.
Por ello Spain is different, sobre todo porque aquí no ha llegado la civilización a la derecha, todo, pienso, lo contrario, tenemos la derecha más extremista y salvaje que pueda existir, capaz de abrazar una estatua en una iglesia, clavar una navaja a quienes no les gusta abrazar cosas sin vida o echar a sus países a los pobres que vienen de fuera.
Por cierto, otro rasgo que les caracteriza es posicionarse contra la investigación del pasado porque tenemos motivos para preocuparnos de la crisis actual como para andar removiendo el pasado.
Pondrán todo tipo de excusas pero no reconocerán la criminalidad. La derecha española es genocida.
Yo al menos, que estoy cansado de elecciones porque he visto que desde 1978 ninguna ha traido buenos tiempos para el obrero, sino todo lo contrario, no tengo fe que vayan a arreglar nuestros problemas. La derecha tiene muchas caras pero todas ellas inmundas.
Vamos a ir hacia un nuevo gobierno de esa tendencia, pero como yo no respeto un ápice a esa derecha criminal y genocida, no voy a aceptar los votos de la gente.
Y no es que me sienta como adalid de esta democracia, no, al menos, no creo en su democracia, porque hay que reconocer que el pueblo se equivoca, además, una y otra vez y ya estoy cansado de tanto error.
Mi lucha es combatirlos por y para buscar un nuevo tipo de democracia, de barrio y participativa.
Publicado por mistery en 11:24
http://europe-revolution.blogspot.com/2011/07/las-derecha-espanola-al-desnudo.html

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: