//
you're reading...
banca

Crédito para crear empleo

7MAY2011

Crédito para crear empleo

Por: Javier Ayuso

 

Post
La semana que concluye ha traído un nuevo mazazo, en forma de declaraciones públicas, para los que han perdido su empleo o nunca lo han tenido, y para los pequeños y medianos empresarios: el grifo del crédito seguirá cerrado en 2011.

En eso han coincidido el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y losconsejeros delegados de Santander y BBVA, Alfredo Sáenz y Ángel Cano.

Y si ellos lo dicen, es seguro que no habrá financiación.

Todos ellos han justificado esta previsión en que España está excesivamente endeudada y que las administraciones públicas, las empresas y las familias tienen que seguir “desapalancándose” (es decir, reduciendo sus deudas), antes de que bancos y cajas de ahorro vuelvan a dar créditos.

El problema es que, aunque el planteamiento pueda tener sentido desde el punto de vista macroeconómico, si el grifo de la financiación sigue cerrado un año más y las administraciones públicas siguen recortando gastos, es muy difícil que la economía crezca lo suficiente para crear empleo. Es urgente plantearse medidas para que vuelva el crédito a las empresas.

foto tema

Economismo: Crédito para crear empleo

Nuevo mazazo para los que han perdido su empleo o nunca lo han tenido y para los pequeños y medianos empresarios: el grifo del crédito seguirá cerrado en 2011. Es verdad que las administraciones, las empresas y las familias están excesivamente endeudadas y que hay que seguir reduciendo la deuda. Pero si las PYMES siguen sin tener financiación, no se creará empleo. Es urgente plantearse medidas para que vuelva el crédito a las empresas.

 
 
avatar

Rafael Myro

 Aparte de un mayor papel del ICO, la financiación a las PYMES se beneficiaría de un mayor relieve de las Sociedades de Garantía Recíproca, imitando el ejemplo de algunas CCAA. Por otra parte, podría también estimularse la financiación no intermediada, mediante el impulso de los fondos de capital riesgo y la agilización y desarrollo de los mercados de bonos y pagares de empresas.

 
avatar

Rafael Myro

 Estamos en un círculo vicioso, porque el elevado apalancamiento dificulta el crecimiento económico, y sin éste, resulta difícil reducir el endeudamiento de familias, empresas e instituciones financieras. La consecuencia inevitable es una débil y lenta recuperación económica.

La experiencia que ofrecen los grandes desapalancamientos vividos (y el caso de España habrá de contarse entre ellos, pues se parte de un nivel del ratio crédito/PIB muy superior a los países de la zona euro) es que se han basado sobre todo en el aumento de los precios y en la disminución del crédito, y en menor medida en el aumento del PIB real -con Japón como ejemplo de especial relevancia-.

Por otra parte, el saneamiento de las instituciones financieras ha sido siempre un elemento clave de la normalización crediticia.

En España este saneamiento se ve dificultado por el lento ajuste del mercado inmobiliario, que impide que el crédito bancario fluya hacia otros sectores. Por ello, se echan en falta medidas gubernamentales para acelerar ese proceso de ajuste.

avatar

Joaquín Maudos

 En la caída del crédito confluyen factores de demanda y de oferta.

En el primer caso, la reducción del crecimiento del PIB y el proceso de desapalancamiento reducen la demanda de crédito.

Y en el caso de la oferta, las encuestas realizadas muestran el empeoramiento que se ha producido en las condiciones de acceso a la financiación bancaria.

Los desequilibrios acumulados en el sector bancario en la época del boom inmobiliario y que se manifiestan en un aumento de la morosidad y del volumen de activos problémáticos, han aumentado la aversión al riesgo de los bancos, incrementando la prima de riesgo que aplican en sus spreads.

Como señala Mauro Guillén, la prioridad debe ser acelerar el proceso de reestructuración y saneamiento de los balances.

Y como el proceso es lento, es necesario ayudar a las empresas con instrumentos complementarios como el ICO compartiendo riesgo con los bancos.

Lo que es importante es que la caída del crédito que debe producirse en los sectores más endeudados ligados al “ladrillo” no afecte al resto de sectores productivos que deben contar con financiación en buenas condiciones.

 
avatar

Mauro Guillén

 La sequía del crédito es un problema que asola no solamente a las pymes españolas sino a las de muchos países.

De hecho, los primeros síntomas de la crisis se manifestaron en la forma de una escasez de crédito en el verano de 2007 antes incluso de que se produjera la implosión inmobiliaria en EEUU.

Las raíces de la crisis se encuentran sobre todo en la pérdida de confianza. A ello se suma la reticencia de las instituciones financieras a la hora de conceder nuevos créditos.

En el sector bancario, el problema de base es que los balances no están saneados.

Hay numerosos créditos y activos cuyo valor de mercado es menor que el reflejado en la contabilidad.

Hasta que no se saneen los balances bancarios, vamos a seguir padeciendo de una escasez de crédito.

Por tanto, la prioridad debería ser el saneamiento de bancos y cajas.

Entre tanto, se pueden considerar medidas de apoyo a las pymes, dentro de las reglas europeas, y prioritariamente para aquéllas que exporten.

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: